Monday, June 30, 2008

El increíble Hulk, de Louis Leterrier

A pesar que disfruté del Hulk de Ang Lee, debo reconocer que es una película que no soporta un segundo visionado. Su introducción se me antoja lenta y aburridilla, el malo es de pena, el conflicto psicológico está sobredimensionado, le falta humor y le sobra el final pirotécnico dadaista.

Como quiera que sea que no soy el único que piensa así, la Marvel ha cogido a su monstruo verde, un actor deluxe como Edward Norton y un director especializado en acción vitamínica y los ha mezclado para remontar la saga pocos años después del relativo fiasco de la Masa de Eric Bana.

Por el trailer me esperaba lo peor, un refrito a lo tekken con guión del mismo guionista que perpretó la infumable Elektra.

Y debo decir que lo único que no me ha gustado de El increíble Hulk de Louis Leterrier son los pelucones que Norton lleva la mayor parte del metraje. ¿Es que no hay buenos peluqueros y maquilladores en Hollywood? ¿qué necesidad existe de ponerle esas tofas en la cabeza? ¿Hay alguna segunda lectura que se me escapa?



Por lo demás, El increíble Hulk es una de las películas de superhéroes más honestas y efectivas que he visto. No se entretiene más de lo necesario en la profundización psicológica jekylhydeana, que es uno de los lastres que suelen tener las pelis de tíos con mallas que quieren ir en serio.

Seamos francos: los que leíamos (y leemos) tebeos de la Marvel y la DC nos gusta verlos en acción. La parte seria está bien, pero no hay que sobredimensionarla. y El increíble Hulk no lo hace.

Además, afortunadamente, se salta el típico proceso de "Cómo llegué a ser un tipo con doble identidad", y no tarda más de tres segundos en condensarlo. A partir de allí, el film se estructura como un blockbuster veraniego por acumulación de escenas de acción.

Y bravo.

Bravo porque Leterrier (discípulo del sobrevalorado Luc Beson) ya había dado muestras de divertirse y divertirnos en medio del jaleo en sus entretenidísimas (y basta) Transporter 1 y 2. Esa escena de pelea de Jason Statham sobre aceite de motor era toda una garantía de buenas maneras. Y en Hulk coge el toro (verde) por los cuernos y nos mete en un tour de force digno de aplauso, lleno de influencias del género (de Michael Bay a Paul Greengrass). Las mejores escenas de acción de este año las encontraremos en El increíble Hulk. Por calidad y por cantidad. Y sobre ellas quizá la que destaca es la de Brasil, con una dirección y un montaje soberbios.



A todo eso le ayuda el tono desenfadado del discurso. Abandona cualquier pretensión de trascendencia e impregna el film del espíritu marvel. No importa que la forma no sea tan aproximada al cómic como en la peli de Ang Lee (con esas viñetas en movimiento), pero en el fondo sí se le acerca más. Y Leterrier sabe qué debe encuadrar y cómo tiene que hacerlo en cada momento.

En El increíble Hulk se introduce el humor más comiquero, igual que con Iron Man. El humor viene con forma de guiños (el por qué de los pantalones anchos, algunos personajes o corporaciones que salen de las páginas de los tebeos) o con situaciones, cameos o diálogos. Diálogos directos y tajantes, como debe ser. Y fluye perfectamente.

Edward Norton está raro. Bien, como siempre, pero raro (y con pelucones). El monstruo verde no me acaba de convencer en su fisonomía, demasiado atractiva. Liv Tyler se ha hecho mayor, sigue guapa pero ya no tiene cintura. Y Tim Roth está inmenso, pasándoselo en grande, disfrutando de cada segundo que aparece en pantalla en uno de esos personajes villanos robaplanos.

Poco más puedo decir. El increíble Hulk no es Fritz Lang. No es Orson Welles. Ya lo sabíamos. Pero es garantía de dos horas de boca abierta y mirada fascinada, de vibrar en la butaca del cine, de disfrutar y no querer bajar de la montaña rusa. Y es la confirmación de la llegada de un nuevo mundo a las salas. El Marvel definitivo. El cómic, por fin, como nos gusta leerlo.

11 comments:

JOAKO said...

No vi la primera, no se si iré a ver esta,yo pasé po Marvel y los comics de superheroes de puntillas, enseguida (a los trece o catorce) me pasé al comic adulto (cimoc, totem, 1984, zona 84...), y claro ahora no tengo esa cmplicidad con el género.

Divadelro said...

Yo disfrute como un enano. Quizas los fx pecan de simples, maxime si se comparan con los de la pelicula de Ang Lee, pero es estretenida.
Como pelicula de accion, como mero entretenimiento, funciona muy bien.

Con unos mejores fx...

anselmo said...

Realmente a mia también me gustó la otra película , pero este monstruo furibundo tiene una parte oscura y muy peligrosa que lo hace atractivo y terrible. Esos ataques de cólera que le dan fuerza son muy leales al comic.
Saludos

Jon Heiner Diaz said...

Se podría decir que los fans pueden disfrutar de HULKS con diferentes sabores, pero yo me quedo mil veces con el HULK con sabor a Lee, no se, me parece que tiene su encanto, y que el drama le sienta bien a un tipo que se siente mal con su yo interior, y que nadie lo quiere, el tono que le dio Ang Lee es el mas a apropiado por la tragedia que vive el personaje, los toques de humor hay que dejarlos a la Roca de los 4 fantásticos, que Stan Lee lo hizo para eso, para que nos burlemos de él y mas bien sintamos pena por su monstruo verde llamado: Hulk.

Que si, que Leterrier le dio mas dinamismo, pero con la misma formula de otros productos comiqueros, tipica pelea final cansina a la vista por el abuso de ordenador, que ya habiamos visto, en anteriores films y con el mismo escenario, y casi que calcada a la de Iron Man.

Entretiene si, pero no emociona, y el FX del monstruo en ocasiones muy por debajo de su antecesora, a pesar que le lleva 5 años de ventaja, por lo menos la ILM se arriesgó y se atrevió a mostrarlo en pleno sol en medio del desierto, este nuevo Hulk no se mezclaba a la perfecccion dentro del mundo real, bueno, salvo en contadas ocasiones.

quitus said...

pues a mí el Hulk chinorrí de Ang Lee me encanta. y eso que las pelis de superheores que no van de superheroes me joden/cabrean muchíssimo (por eso ODIO HEROES). pero la peli me encanto, quizás, quizás por qué Hulk siempre me ha parecido un personaje tan chorra, tan plano, tan Hulk destruye, Hulk se cabrea y Hulk hace lo mismo las últimas 3456 viñetas, que el "nuevo" enfoque de Lee me gustó.
El "problema" de la peli de Leterrier es ese, que al fin todo es un gran loop. Eso sí la acción y el "enemigo" están mucho mejor tratados (entre otras cosas, por que en la peli de Lee, casi no había némesis, almenos en el sentido de "supervillano"......)

eso sí, una segunda parte solo sería viable si sirve para presentar/formar a los Vengadores, por que hay poco mas que contar de Hulk (bueno, She-Hulka siempre será bienvenida......)

SisterBoy said...

Yo precisamente vi por primera vez Hulk Lee por la tele y la verdad me ocurrió algo muy malo: me daba igual lo que les pasara a los personajes.

Oye si vas a ver Los Cronocrimenes no olvides dejar constancia de ello

quitus said...

"Yo precisamente vi por primera vez Hulk Lee por la tele y la verdad me ocurrió algo muy malo: me daba igual lo que les pasara a los personajes."

a mí me paso eso con Superman Returns....

intel·lectual punk said...

Aquest cap de setmana he comès un greu error: anar a vore Eskalofríos.

Quin horror!

Marchelo said...

Bones Doc,

has rebut un Premi a l'Esforç personal al meu bloc, pots recollir-lo quan vulguis!!

Salut

El Gimene said...

Una estupenda pel·lícula que té la millor virtut que se li pot demanar a un flim d'acció i aventures: va per feina.

viagra online said...

A mi la verdad la pelicula de Louis Leterrier no me ha parecido del todo buna, principlamente por los malos efectos utilizados, que la verdad ejaron mucho que desear, aprte la historia en realidad no es buena. Siento que el guion pudo haber sido mejor en muchos aspectos.